¿Qué es ISD Program?

 legal

ISD Program, es un programa de formación en auto-protección. Así, es importante, inicialmente, resaltar estos cuatro puntos, para despejar cualquier duda:

  1.  No se trata de un Arte Marcial tradicional clásica, ni tampoco un estilo derivado directamente de ninguna de ellas en concreto.

  2. No se trata de un programa pensado para su uso en ningún tipo de deporte de contacto o disciplina deportiva, y por lo tanto tampoco en competición de ningún tipo.

  3. Se trata de un programa enfocado única y exclusivamente hacia la defensa personal integrada ante situaciones reales de agresión ilegítima, con o sin armas, y contra uno o mas agresores.

  4. Cualquier aspecto que se aleje de los puntos anteriores, tanto a nivel de instrucción técnica, cómo de objetivos, está fuera del programa

Objetivos

El programa está destinado a intentar dotar al practicante, de las herramientas necesarias para poder defenderse en una situación real, cuando su integridad se vea auténticamente comprometida mediante agresión ilegítima, e intentar salvaguardar su propia vida o la de terceros que formen parte de ella. Y subrayamos y enfatizamos el término “auténticamente comprometida”. La mejor forma de preservar nuestra integridad física en una situación real, es evitar la confrontación y conseguir resolverla sin llegar a ella, y, en caso posible, poseer la capacidad de prevenirla para detectarla con antelación y evitarla. En ambos casos, esos son los objetivos del programa, y sin alguno de ellos, éste carecería de sentido desde su propia base. Cualquier variable que obstaculice las razones únicas que dieron origen al programa, es eliminada de la ecuación.

 ¿Cómo se articula técnicamente?

El programa se articula conceptualmente desde todos los principios que deben regir la manera de entender nuestra respuesta ante una agresión real. En base a ellos se actúa siempre, en todos y cada uno de los supuestos en los cuales nos encontremos en una situación de confrontación inevitable.

Desde ISD Program se entiende que el sistema de simplificación técnica a partir de una base técnica muy sólida, es idóneo – y necesario- para su aplicación en todo método de defensa personal cómo concepto fundamental. Así, la aplicación del ISD es fluida, continuada, explosiva e imprevisible, desde nuestro propio control emocional de la situación, cómo eje central, y utilizando para ello unas bases ampliamente trabajadas desde el aspecto técnico.

Este mencionado concepto fundamental, lo es, porque creemos responde a la realidad.

Al margen de aspectos técnicos, el/los autores de una agresión ilegítima, suelen actuar con la ventaja de situarse a “otro nivel” de agresividad y actitud de la que se encuentra el agredido, por condición propia de la decisión de agredir, la determinación en ello y un factor sorpresa casi siempre presente. Esta ventaja suele ser determinante para el éxito de la agresión o asalto en si misma. Se podría decir que los agresores se encuentran en otra escala de agresividad y determinación que el agredido en el momento de la acción, y merma las posibilidades de neutralizar la agresión, aunque técnicamente hubiera sido capaz de haberlo conseguido. Por ello, el control emocional en nuestra respuesta es absolutamente necesario e imprescindible para la correcta neutralización de la agresión desde la efectividad técnica. A partir de ahí, de nuestro propio control emocional, se articula el trabajo laboratorial: dominio de nuestra posición, golpeo, precisión en puntos de impacto, desplazamiento, control de pesos, potencia, velocidad, timing, contundencia y naturalidad instintiva no forzada de movimientos, para dotarnos de una respuesta clara, sencilla y eficaz para cada situación, y permitirnos encadenarlas de una forma natural.

Desde ese eje se articula ISD Program. Desde ese eje, las valoraciones en minimización de riesgos y maximización de resultados con el menor número de movimentos, evolucionan hasta la creación del programa definitivo y su desarrollo posterior. En ISD es importante reducir al mínimo físicamente posible, por ejemplo, las combinaciones que signifiquen riesgo de entablar combate o prolongar el enfrentamiento de manera innecesaria, aquellas que no garanticen el alcance del objetivo que deseamos (neutralización), y maximizaremos aquellos otros aspectos de la defensa ante agresión real, que desorienten, desequilibren y no permitan al agresor/es reaccionar mientras nos defendemos, para conseguir el espacio/tiempo suficiente para ponernos a salvo desde respuesta inmediatas, simples y por encima de todo contundentes, sea cual sea el peso o tamaño de nuestro agresor. Todo ello, es, en realidad, el objetivo único y prioritario de la defensa personal legítima en sí misma.

Muchas de las argumentaciones técnicas del programa ISD System están extraídas de las diferentes Artes Marciales en las cuales el creador del programa se ha formado y/o practicado durante 4 décadas. Así mismo, la investigación, acogida al concepto más estricto de la palabra, -prueba/error y muestra estadística significativa- ha modelado muchas de ellas y creado nuevas en un proceso de análisis continuo, que no cesa en ningún momento, y que, en si mismo, es parte fundamental del programa: que éste sea un proceso evolutivo sistémico.

Es un programa, por tanto, perfectamente apto e idóneo para aquellas personas, hombres o mujeres, que no tengan ninguna base marcial previa.

Anuncios